El modelo de Estados Unidos. Primavera de 2006.

Descargar:

Objetivo: Difundir los Mensajes de manera más efectiva.

Problema: Estados Unidos es un país enorme. La coordinación centralizada ralentiza el progreso de la evangelización, los grupos de oración y la propagación de los mensajes.

Solución: Establecer «capítulos» regionales o simplemente «regiones» con personas responsables de esas áreas, obteniendo así mejores resultados y mayor efectividad.

Resumen rápido

Lo que hicimos:

  1. Definimos áreas geográficas.
  2. Identificamos personas potenciales para asumir la responsabilidad de esas regiones.
  3. Definimos y asignamos responsabilidades a esas personas.
  4. Nos pusimos en contacto con ellos para ver si aceptaban el trabajo.
  5. Creamos un método de rendición de cuentas.

En qué nos enfocamos:

  1. Formar grupos de oración
  2. Organizar reuniones con testigos y llevar a cabo presentaciones de los libros
  3. Tener siempre disponible un stock de libros y material de difusión
  4. Celebrar retiros de vez en cuando
  5. Evangelizar en las cárceles siempre que sea posible
  6. Asistir a peregrinaciones y retiros internacionales
  7. Enviar informes mensuales

Para obtener más información, envíe un correo electrónico a los contactos regionales en los Estados Unidos.

Más detalladamente

1. Definición de las áreas geográficas.

Primero miramos el mapa de los Estados Unidos. Luego dibujamos algunas líneas para dividir en 6 regiones algo iguales. Nos decidimos por 6 regiones en base a algunas cosas. Los Estados Unidos podrían haber tenido muchas más regiones, pero necesitábamos ser realistas. Demasiadas regiones habrían sido demasiado difíciles de gestionar. Al menos inicialmente. Decidimos ir por pasos. Seis era un buen número factible y se prestaba bien a la forma que presenta Estados Unidos.

Después de que se trazaran las líneas en el mapa, observamos más de cerca a los Estados que estaban en esas áreas. Obtuvimos las estadísticas de población de cada uno de esos Estados e hicimos un poco de matemáticas. No queríamos que ninguna región tuviera un número desequilibrado de personas en ella. Todas esas cosas las encontramos en Internet con una búsqueda en Google.

Otro factor que pesó fue la cantidad de actividad actual de la VVD en esas regiones. Las áreas que ya estaban trabajando duro y donde había una buena cantidad de grupos de oración podían asumir un poco más que un área que comenzaba desde cero.

2. Identificar personas potenciales para asumir la responsabilidad de esas regiones.

Ahora que teníamos nuestras regiones definidas, necesitábamos encontrar personas en esas áreas para asumir la responsabilidad. Hicimos una lluvia de ideas para elaborar una lista de personas para cada región que fueran responsables, lectores activos y trabajadores en la VVED. Queríamos que dos o tres personas, como mínimo, asumieron la responsabilidad.

3. Definir y asignar responsabilidades a esas personas.

Una vez que tuvimos nuestra lista de potenciales personas, necesitábamos definir lo que les íbamos a pedir. Esto es lo que Vassula definió como objetivos / responsabilidades para las regiones.

Responsabilidad #1: Formar grupos de oración.

  • En primer lugar, para ayudar a formar grupos de oración, uno debe estar en un grupo de oración que se reúna semanalmente si es posible.
  • Idealmente, deberían estar dispuestos incluso a viajar y pasar la noche en la casa de la persona para ayudarlos a comenzar su grupo. Esto se hizo con éxito en Suiza y Francia. Probablemente en otros lugares también.
  • También deben tratar de asegurarse de que todos los Grupos de Oración estén LEYENDO los MENSAJES.

Responsabilidad #2: Organizar reuniones de testigo y otros eventos de evangelización

  • El objetivo es tener una reunión con un testido por mes en cada región.
  • Esté dispuesto a invitarlos desde el extranjero.
  • Siga el video de los organizadores que Vassula y Robert Lepricard hicieron en Suiza. Siguiendo el modelo francés.
  • También instalar mesas de libros en áreas públicas

Responsabilidad # 3: Mantenga un stock de libros, videos, cintas, DVD, etc.

Estos se utilizarán para las reuniones de testigos y los eventos de presentación de libros.

Responsabilidad #4: Preparar retiros de vez en cuando

Responsabilidad #5: Evangelizar en las cárceles donde sea factible.

Responsabilidad #6: Asistir a retiros internacionales y, especialmente, a las peregrinaciones

«Es importante que se anime a las personas a asistir a las Peregrinaciones y Retiros Internacionales, ya que presenta una oportunidad para que las personas de diferentes denominaciones confesionales y culturas se reúnan y encuentren un intercambio religioso y cultural fructífero. Todos los participantes tienen la oportunidad de experimentar la interacción y el debate ecuménicos, conociéndose mejor en circunstancias que fomentan la unidad y el compañerismo, trascendiendo la separación doctrinal y nacionalista, el aislamiento y la autosuficiencia».

Responsabilidad # 7: Dar informes mensuales al Hno. Otfried (evangelization@tlig.org) sobre las actividades evangelizadoras en su región

4. Contacté con ellos para ver si aceptaban el trabajo.

Ahora que teníamos la lista de responsabilidades, era hora de preguntar a los «candidatos», uno por uno, si querían el «trabajo». Todos fueron alentados a orar al respecto y discernir si esto era realmente un llamado para ellos. Para algunos tomó unos días, otros una semana más o menos, pero al final tuvimos a todos los voluntarios regionales. También vale la pena señalar que cada una de las personas fue llamada por teléfono y no por el simple envío de un correo electrónico. Para un propósito tan importante, era mejor hacer un contacto más personal. Luego, un correo electrónico de seguimiento que resume las responsabilidades para que puedan referirse a ellas en su tiempo de reflexión.

5. Método creado de rendición de cuentas

Además de dar informes mensuales al Hno. Otfried, quien coordina, en parte, todos los informes mundiales, las regiones también comparten todos sus informes entre sí. De esta manera hay una forma de ayudarse mutuamente, compartiendo experiencias y conocimientos, pero también genera una forma natural de animarse mutuamente a perseverar y seguir trabajando duro.

Descargue el desglose regional real en EE. UU. para ver más información.

Descargar: