5 de diciembre de 1991

(Para el grupo de oración de las Filipinas.)

Los bendigo a todos. Di a Mis hijos que Mi Corazón está inflamado y ardiendo, presto a consumirlos. Sólo tienen que entrar en Mi Sagrado Corazón y los dejaré arrebatados por Mí, su Dios.

(Luego, para alguien en particular.)

Te ofrezco hoy Mi Corazón. Tómalo. Jesús es Mi Nombre y Jesús significa

–Salvador–

El Amor te ama.

Y tú1, Mi progenie, continúa entrelazando todo lo que te he dado. Vacía, no lo estarás. Mira, tu mesa está llena, y sin Mí, tu mesa estaría vacía: soy Yo quien abastece tu alma. Por tanto, aférrate a Mí y vivirás. Mi Santo Beso está en tu frente. Te amo, ámame.


1 Jesús se volvió entonces a mí.